GM, el caso.

08 noviembre 2009

gm

A todos ha sorprendido la decisión de la dirección de GM, esto es, al gobierno americano que tiene el 65%,  al respecto de la anulación de la venta al consorcio Magna, a los sindicatos, a los compradores, al gobierno español, alemán y ruso. Cuando todos los planes, ajustes de empleo, créditos, estaban consensuados, en un entorno de vuelta a los números negros del gigante del motor en Europa, se da la vuelta a la tortilla. La respuesta oficial, que ahora las cosas se están poniendo bien, y no hay que dejar escapar a OPEL EUROPA, el chismorreo, que bajo ningún concepto los americanos pueden dejar esta empresa en manos rusas.

Mi opinión personal es que GM es el caso que de forma similar se esta viviendo hoy en día en todas las empresas que merecen la pena y tienen alguna posibilidad de salir de la crisis. Los pasos siempre son los mismos, anuncio de dificultades, motivado por caída en las ventas de productos que en la actual situación ya no se venden, reajuste de los gastos de personal, financieros y generales, modernización de líneas de productos y/o adecuación de líneas a realmente demandadas en este momento, solicitud de ayudas a distintas corporaciones, vía abierta a posibles entradas de socios normalmente financieros, relanzamiento de la actividad. La principal novedad del caso radica en haber dejado con un palmo de narices a dos gobiernos de la talla del Alemán y el Ruso.

Aunque, esta claro que, una cosa es arreglar el sector del automóvil, y otra dejar que se pierdan las cuotas y sectores del poder de un país en el mundo. No creo que nadie deje que eso pase. Y menos Obama, que ahora cae en popularidad, no quiero imaginar a la opinión publica de su país con el "que vienen los rusos ". Se lo habrá pensado mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email