Agua de ríos, y barrios judíos.

12 agosto 2010

PICT2727 Lo bueno que tiene veranear es que te experimentar sensaciones distintas, que son maravillosas si además son simples. Hoy he vivido dos, bañarme en un río, y pasear por un barrio judío. En la primera me ha impresionado como el agua estaba fría, limpia, con peces a mi alrededor, piedras..., y era absolutamente suave, como algo que te envuelve,.... En la segunda, es muy agradable ver como el urbanismo del siglo XV supera al nuestro de forma mucho mas eficiente, en lo que respecta a aclimatación. Los barrios judios están llenos de sombras, fuentes y lugares frescos para superar las temperaturas que superan los 30 grados.Las casas están cercas unas de otras de forma que todos los vecinos se conocían, y cuando paseas con algún lugareño la gente se saluda, se conoce, habla, te vende vino, objetos de artesanía, lo que sea. Las plazas se abren, los techos hacen de la sombra su reino, y pasear se convierte en un lujo accesible. Los camareros siguen poniendo tapas con las cañas, y si te tomas algunas, te invitan. Que bueno es esto de los Pueblos.

De Economía que decir, bueno, pues que aquí no se ha arreglado nada. Ahora los mercados vuelven a caer porque ha vuelto la desconfianza, y es normal, porque los políticos que tenemos no tienen capacidad para solventar la crisis sistémica que estamos viviendo. Es necesario un cambio de modelo, un reajuste, que va a tardar mucho tiempo en producirse. ¿ Puede parar el hierro de la foto la corriente del agua ?. No, y eso es lo que esta haciendo esta crisis, cambiar el mundo como lo conocemos, pasar de un sistema basado en el crédito y la liquidez a otro basado en la eficiencia. Tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email