Tanking, me dejo llevar, y pillo cacho.

04 noviembre 2013


Parece ser que hay equipos de la NBA que presuntamente están calculando que hacer para quedar por abajo y tener opciones en el próximo Draft de llevarse alguna estrella rutilante. Se dice que habrá jugadores que pueden condicionar la NBA que veremos durante mucho tiempo, como es el caso de Andrew Wiggins. Merece la pena dedicar 5 minutos a ver este vídeo  para ver donde pone la cabeza cuando salta esta criaturita. Pero, para mi lo auténticamente interesante es el artículo de Paul Shirley, que hace mención a que, siguiendo la estadística, los equipos malos lo son por un cumulo de factores, y aunque fichen buenos jugadores, siguen siéndolo  Y estos, acaban en aquellos equipos que tienen mas capacidad de atraer talento y espectadores.


Algo similar ocurre en la vida de las "personas comunes", habitualmente pensamos que el ser mejores depende de un gran "momento de suerte" o "de estar en el lugar adecuado en el momento propicio", y mi opinión es que no, se trata de un cumulo de muchos factores, de muchas pequeñas cosas que hay que intentar hacer bien. Lo importante cuando oímos hablar de las grandes ideas o iniciativas son esos pequeños detalles, que consiguen que se mantengan en el tiempo y funcionen, con la participación de mucha gente.


¿Perder ahora para ganar después?
PAUL SHIRLEY
El País
4 de noviembre de 2013

Es poco probable que los equipos malos se conviertan en buenos por el procedimiento de ser peores. En 1997, los Spurs de San Antonio se aseguraron la primera elección en el draft de la NBA después de haber ganado 20 partidos la temporada anterior. El equipo escogió a Tim Duncan. Los Spurs pasaron casi de la última posición a la primera, y la temporada ...leer más




© 2011 Kioskoymas. Todos los derechos reservados



0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email