PAN UNDER SOBACO por Arantxa Lafuente

24 abril 2008

Dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero en nuestro caso llevaba una abuela. Ohhhh el mundo de la abuela, ese ser que vivía agazapado en tu madre o tu suegra, esperando el momento de inundarte de sabiduría, consejos y puntualizaciones, el momento de ser super abu.



La abuela de hoy no es la abuela de antes, la de la calceta y los werthers original. Ahora lleva al niño al medico, y te abre el horizonte cuando toca el dalsy (que una vez no supimos lo que era) y no lo puedes dejar en la guarde. Tenemos suerte pero aun así... es mejor disponer de un manual de uso, pq ellas también vienen sin manual de instrucciones.



1- Hay una forma única (que requiere haber criado a varios hijos para tener el graduado) de poner el chupete, dar el pecho,calentar el biberón, dormir a la criatura, darle de comer, vestirlo (nunca va demasiado abrigado), es mejor aceptarlo de entrada, esa forma, NO ES LA TUYA.

2.- Es licito cambiar de opinión en segundos y defender ambas posturas con la misma entrega, de "el niño no tiene nada" a "ya lo había notado pero no quería preocuparte", de "lo que pasa es que le duele la boca" a "ya te decía que estaba tosiendo", puede mediar segundos, o una opinión medica (a la que subrayaran su perspicacia). Debes adaptarte a los cambios, y afirmar rotundamente que efectivamente, ELLA LO VIO PRIMERO.

3.- La criaturas siempre se parecerán a la rama familiar de la abuela en cuestión, si se parece al otro, ya se saben que los niños cambian mucho. Normalmente acompañan sus afirmaciones con enseñar alguna foto de esas que no se ve la cara ni con lupa. Repite conmigo, SI SON COMO DOS GOTAS DE AGUA!!!!



Me dio una solución una cliente. El típico día que todo te lo comentan y matizan y apuntillan, respira, paciencia y sal al balcón a fumar un cigarro. Le dije, no fumo, pero después de todo, A LO MEJOR EL TABACO NO ES TAN MALO.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email